Costa Rica Pura Vida

Costa Rica es un privilegiado territorio situado en el corazón mismo del continente americano.   A través de los siglos ha servido de puente, tanto cultural como biológico  entre la América del Norte y la América del Sur, su clima tropical se ve influenciado constantemente por sus dos grandes límites naturales, al oeste el Océano Pacífico y al este el Mar Caribe, responsables de producir una gran cantidad de precipitación durante la mayor parte del año. 

 

Costa Rica limita al norte con Nicaragua y al sur con Panamá con quienes comparte gran cantidad de similitudes culturales como el resto de Centroamérica pero marcadas diferencias políticas.  Desde 1948 fue el primer país del mundo en abolir el ejército y desde entonces la inversión del estado en la sociedad a logrado colocar al país con índices de desarrollo comparables solo con países del primer mundo.  Alfabetización del 98% de la población, expectativa de vida al nacer de más de 78,6 años, la democracia más antigua de América Latina y una cobertura eléctrica del 97.5% del territorio son algunos de los logros de Costa Rica que la hacen una excepción en la región. 

 

Su geografía es tan variada como su naturaleza misma, posee el 5% de toda la biodiversidad del planeta. Cuenta con más superficie marítima que terrestre, sus aguas territoriales se extienden por más de 500.000 k2, que incluye la Isla del Coco, situada a unos 480 km al suroeste de la Península de Osa, en la costa del Océano Pacífico. Esta isla fue declarada Patrimonio natural de la humanidad por la Unesco en el año 1997. 

 

Costa Rica es un paraíso tropical que combina una gran cantidad de ecosistemas que incluyen bosques primarios, bosques secundarios, bosques nubosos, bosques tropicales secos, páramos, pantanos, humedales y muchos otros ambientes.  Sus bosques poseen maderas preciosas como la caoba y el cedro y muchas otras especies que ya no existen en otros territorios.  

 

El territorio de Costa Rica reúne una increíble cantidad de vida, pero su tesoro más importante es su gente, gente amable y pacífica siempre dispuesta a compartir su país con una sincera sonrisa y hacer que el visitante se lleve un pedacito de Costa Rica en su corazón, eso hace ser a los Ticos ¡PURA VIDA¡