Pacífico Norte

Este es uno de los terrenos más planos de Costa Rica y posee llanuras de sabana, un bosque tropical seco y playas de gran belleza escénica contrarestadas por volcanes impresionantes.

 

Esplendidos atardeceres teñidos de verde en el invierno y de dorado en el verano, cuando la mayoría de la vegetación se ha secado con el inclemente sol. Es además un punto de relevancia cultural e histórica para los ticos

 

La cultura costarricense en esta zona se ha visto intrínsecamente influenciada por la ganadería y el trabajo en las haciendas, es evidente en pobladores de Santa Cruz, Liberia y Cañas que montan a caballo y celebran fiestas populares con toros y bailes típicos frecuentemente al son de la música de la marimba, tan representativa de Guanacaste.

 

Aquí encontrará una amplio territorio de playas que va desde Punta Coyote hasta  Playa Pochotes en Bahía Salinas (límite con Nicaragua), una extensión de mas de 200 kilómetros de preciosas playas de Guanacaste. Preferidas por surfistas alrededor del mundo y por las tortugas marinas Baula.

 

En el extremo norte de Costa Rica se encuentra la Bahía Salinas con las playas Pochote y Puerto Soley repletas de vegetación y con fuerte oleaje. Frente a esta costa es posible observar la Isla Bolaños.

 

Continuando por el litoral está la Península de Santa Elena, una de las zonas de mayor antigüedad geológica de Costa Rica y que forma parte del Parque Nacional Santa Rosa. Aquí están Playa Blanca, con su forma de herradura y  Playa Potrero Grande, cuyo oleaje es de gran atractivo para surfistas, sin embargo, no tiene acceso por tierra, solo con lanchas.

 

En esta zona protegida encontramos a Playa Nancite, donde se da un espectáculo natural impresionante, más de 175 mil tortugas marinas de cuatro especies diferentes que vienen a anidar; y Playa Naranjo, con el llamado Roca Bruja uno de los mejores puntos de rompimiento de olas de Costa Rica, durante los meses de diciembre a marzo. Aquí también anidan tortugas marinas.

 

Continuando hacia el sur aparece el Golfo de Papagayo, un punto de desarrollo turístico de lujo, con importantes cadenas hoteleras. Las playas de Nacascolo y Playa Panamá son las principales, siendo la última la más conocida y visitada. Luego aparecen las vecinas playas del Coco, Ocotal y Hermosa, las más populares del país.

 

En el sector oeste de la Península de Nicoya, se ha dado un desarrollo turístico impresionante en las siguientes playas: Flamingo que posee una marina; Conchal, con su costa decorada de conchas marinas; Tamarindo ideal para practicar surf y con una vida nocturna muy activa; finalmente Langosta, lugar del desove de las Tortugas Baula y Lora.

 

Más hacia el sur de la península están las playas de Ostional, que forma parte del Refugio de Vida Silvestre de Ostional al anidar tortugas Loras durante los meses de septiembre a noviembre; Nosara, Guiones y Sámara, todas con un fuerte oleaje y vegetación exuberante, a excepción de Playa Sámara. Le siguen Playa Bejuco, Playa Coyote y Playa Caletas de difícil acceso pero con gran belleza escénica.

 

Guanacaste es también el hogar del Parque Nacional Santa Rosa, que protege en sus 38,674 hectáreas de terreno y 78,000 hectáreas marinas gran biodiversidad y es la morada de la famosa e histórica Casona de la Hacienda Santa Rosa, donde se dio una batalla de mucha relevancia para el pueblo costarricense y centroamericano. El  20 de marzo de 1856 fueron vencidos y expulsados filibusteros (soldados dirigidos por el gobierno estadounidense bajo el mando de William Walker) que venían a esclavizar Centroamérica.

 

Hacia el noreste se encuentra la Cordillera Volcánica de Guanacaste en donde está el inactivo  Volcán Orosí (1,487 m.s.n.m) que forma parte del Parque Nacional Guanacaste. Esta zona protegida junto con el Parque Nacional de Santa Rosa, incluye la más importante reserva de bosque tropical seco de toda Centroamérica.

 

El Volcán Rincón de la Vieja, un volcán activo y frecuentemente visitado, aquí es posible observar aguas termales, pailas (ollas) de barro volcánico, una vegetación cambiante y más de 300 especies de aves. Forma parte del Parque Nacional Rincón de la Vieja, un resguardo para más de 32 ríos, con cuencas hidrográficas que abastecen al río Tempisque o forman impresionantes cascadas.  Hacia el sur continúan el Volcán Miravalles y el Volcán Tenorio, inactivo desde hace siglos.

En esta zona, las ciudades de Santa Cruz, Nicoya y Liberia son puntos estratégicos por donde acceder a las atracciones que posee, así como para apreciar la mezcla cultural que se ha dado con los años.

 

En el Pacífico Norte existen gran cantidad de áreas protegidas, todas de fácil acceso. Algunas de estas son: el Refugio Nacional de Fauna Silvestre de Isla Bolaños, el Parque Nacional Santa Rosa, el Parque Nacional Guanacaste, el Parque Nacional Rincón de la Vieja,

El Parque Nacional Marino Las Baulas, El Parque Nacional Palo Verde y  El Parque Nacional Barra Onda entre muchos otros.